Transmisión de tonos

tonos DTMF

En determinados casos es necesario utilizar tonos de llamadas (llamados DTMF) para transmitir información. Los tonos suelen utilizarse en programación a distancia entre centralitas de recepción de llamadas y marcadores telefónicos.

Marcamos un tono desde nuestra centralita para programar un dispositivo M2M (en ese caso un telefóno) que lo interpreta y adopta cierto comportamiento. Podemos por ejemplo programar a distancia un telefóno para que cuando se descuelgue llamé siempre al mismo número de centralita.

Su aplicación es bastante extendida en el sector del ascensor y en tele-asistencia a domicilio. En ambos casos el usuario final utiliza un dispositivo que en realidad es un telefóno. En un ascensor es una tele-alarma detrás de la botonera para avisar una centralita de emergencia que algién está atrapado en un ascensor y en tele-asistencia es un botón de pánico que produce una llamada de emergencia a un centro de asistencia.

El problema de los tonos es que se degradan a medida que progresan en la red. La calidad de la señal se va mermando y obtenemos al otro lado de la línea una señal irreconocible por la atenuación o la distorción de la señal.

La VoIP

Una primera alternativa al empleo de los tonos es utilizar la VoIP para transmitir los tonos. En ese caso la señal se va modulado sobre una transmisión de datos (ya no analógica como normalmente) y permite implementar mecanismos de correción por perdidas de paquetes de datos. Se puede entonces garantizar la transmisión de los tonos de punto a punto sin que nos afecte la perdia de señal. Si se pierde un paquete de datos, se reenvia y listo.

Mensajes MQTT

Una mejora adicional es evidentemente prescindir de los tonos y transmitir en su lugar mensajes de datos. Un mensaje puede representar por ejemplo un tono “1”. Un protocolo que se suele emplear es MQTT, bastante extendida en el mundo del IoT. Si se pierde el mensaje porque no se ha recepcionado correctamente se emite de nuevo; permitiendo una transmisión con 0 fallos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*