¿Cómo una SIM selecciona un operador para conectarse?

Elegir operador

Una SIM mono o multioperador selecciona un operador para conectarse a Internet a través de un componente especial del dispositivo en el cuál hemos insertado la SIM. Ese componente especial, llamado módulo, se encarga de las comunicaciones entre el dispositivo y la red de telefonía. Los hay de varias fabricantes siendo Quectel, Gemalto, Ublox, Telit, Sierra Wireless, SIMCOM los más habituales.

Lo primero que hay que establecer es el criterio para considerar que un operador nos da cobertura o no. Ese criterio se basa simplemente en la fuerza de su señal: si la fuerza de la señal es demaseado debil (no igual a 0), no se puede considerar como un operador válido. La norma internacional que elabora los operadores indica lo siguiente:

Se considera que un operador es aceptable si la fuerza de su señal está por encima de -85 dBm si la señal es GSM y -95 dBm para el resto de señales; lo que mide la fuerza de su señal, siendo 0 dBm un señal Bluetooth (umbral de audición para el ser humano) con un alcance de 1 metro y -127,5 dBm una señal de posicionamiento GPS por satélite.

Luego hay que considerar si la SIM está en itinerancia o no. Si la SIM intenta registrarse en su país, la SIM selecciona primero y solamente el operador que le es asignado. Por ejemplo en España, una SIM de Movistar se conecta a Movistar únicamente. Si no hay señal por encima de -85dBm no hay cobertura.

Sin embargo en itinerancia se complica la cosa. Veamos como.

Vamos a explicar primero lo más sencillo: La SIM conserva en memoria el último operador al cuál se ha conectado y cuando intenta conectarse de nuevo a la red la SIM selecciona directamente ese operador. Si la señal de ese operador es aceptable, se ha terminado el trabajo; nuestra SIM está conectada a la red.
En ese caso, cabe entonces desctacar que el dispositivo puede estar conectado por inercia a un operador que no sea él que ofrezca la mejor cobertura en ese lugar.

¿Pero, qué pasa cuando es la primera vez que intentamos conectarnos o hay que reconectarse porque el último operador no funciona?

La SIM empieza a recorrer una lista de operadores por orden de prioridad y selecciona el primer operador de esta lista que tiene la señal suficiente como para dar conectividad al dispositivo.

Pero, ¿como se construye esa lista de operadores a recorrer por orden de prioridad?

Hay 3 posibilidades muy diferentes. La primera es que orden esté impuesto por el dispositivo mismo. En ese caso, la lista de operadores ha sido confeccionada por el dispositivo y registrada en la SIM. Se recorre entonces la lista en ese orden.

La segunda es que el orden venga impuesto por el operador, como es el caso con la mayoría de los grandes operadores (Telefonica, Vodafone, Orange) que imponen un orden de prioridad en la selección del operador estando en itinerancia. Por ejemplo, una SIM de Movistar en Francia elige primero Bouygues independientemente de si hay una red disponible con mayor señal. Si la cobertura de Bouygues no es suficiente pasa al siguiente operador en la lista.
Estos operadores imponen ese orden por un tema de coste: les resulta más barato elegir un operador u otro (o simplemente no quieren que sus competidores tengan ingresos de sus clientes en el extranjero).

Otros operadores no imponen ninguna prioridad y deja a la SIM la posibilidad de elegir al operador de manera automática. Es la tercera posibilidad y la más agíl.

La selección se hace entonces en función de 2 criterios:

  • Modo de selección (en el módulo SIMCOM se trata con el comando “AT+CNMP”)
  • Orden de selección (comando “AT+CNAOP”)

El modo de selección puede ser “automático“, lo que quiere decir que no se selecciona ningún modo en particular. O al contrario, se puede apuntar a una tecnología en concreto como modo de conexión (por ejemplo, solamente LTE; o GSM y LTE a la vez).

A continuación la SIM elige el operador en un determinado orden impuesto. Por ejemplo, le podemos decir que busqué (con el comando CNAOP) el operador en este orden LTE>WCDMA>GSM>TDSCDMA>CDMA>HDR.

La SIM recorre entonces ese orden y selecciona el primer operador de los posibles de una de las siguientes maneras:

  • Uno al azar,
  • El que tenga la señal más fuerte.

Si no cuidamos bien el modo de selección puede dar de nuevo la paradoja que se seleccione primero una señal 2G cuando hay una red 4G disponible.

Aplicar el criterio de la fuerza de la señal no es quizás la mejor opción porque puede que la fuerza de una señal de un 2G sea siempre superior a un 4G; con lo cúal nunca aprovechariamos el ancho de banda de la señal 4G.

Evidentemente siempre nos queda la posibilidad de elegir un operador directamente utilizando el comando AT+COPS. De esta manera el dispositivo no utiliza los mecanismos que hemos descrito antes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*