¿Diferencia entre una SIM multi-IMSI y una multioperador?

mutli-IMSI

Un IMSI es un número que se utiliza para identificar un operador de telefonía de manera inequívoca en el mundo entero. Se asocia a un perfil concreto en una tarjeta SIM que llamamos “perfil del operador”. Ese perfil se utiliza para conectar un dispositivo M2M a la red.

Una tarjeta SIM multi-IMSI es por lo tanto una tarjeta que contiene distintos perfiles de operador. Estos perfiles son de operadores locales. Es lo contrario a una SIM multioperador que está, por definición, en itinerancia.

Si, para conectarse, el dispositivo M2M utiliza un IMSI de la tarjeta SIM que no reconoce la red o no hay suficiente cobertura, ese cambiará a otro IMSI con la cual tiene un acuerdo local de telefonía y que está por lo tanto disponible.

Ese tipo de SIM está pensado para despliegues entre varios países en los cuales hay acuerdos locales de operador. Una SIM en Brasil se conectará a un operador de Brasil y en España a otro de España.

La tarjeta multioperador ofrece más flexibilidad porque solo necesita un acuerdo de itinerancia para funcionar en el mundo entero. Y ese acuerdo no se graba en la SIM sino que se refleja en la “negociación” de la SIM con la red.

Si consideramos que el precio que se ofrece a los clientes entre una opción y otra es parecida, la utilidad de una tarjeta multi-IMSI es sobre todo para el operador M2M que ofrece la tarjeta porque optimiza sus costes con acuerdos locales de operadores.

Una diferencia importante está en la voz: Una tarjeta multi-IMSI utiliza una suscripción de un operador local, con lo cuál el número de teléfono que utiliza tiene un número local mientas que una tarjeta multioperador siempre utilizará el número de teléfono internacional del operador en itinerancia.

La eSIM es lo mismo que la SIM multi-IMSI pero, con la posibilidad de cambiar el perfil del operador en remoto. La eSIM no precisa de una tarjeta SIM física (“el plástico”). Es un componente “virtual” en el dispositivo que realiza las mismas tareas que una tarjeta SIM “normal”. Su ventaja es que no requiere estar físicamente incorporada al dispositivo; lo que puede conducir a un diseño optimizado del hardware.

La desventaja de la eSIM es que no se utiliza para suplir rápidamente un problema de cobertura del dispositivo. Hay siempre que hacer una actualización del perfil del operador en juego.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*