¿Cuál es la diferencia entre una SIM normal y una SIM M2M/IoT?

Tarjeta SIM multioperador

La diferencia entre una SIM normal y una SIM M2M/IoT se basa en lo siguiente:

Tipos de tarjetas SIM

Una línea móvil normal utiliza una SIM en 4 formatos diferentes en función del corte o del tamaño de la SIM: nano SIM, micro SIM, mini SIM o SIM normal (llamada «estándar»). Además de estos 4 formatos las líneas M2M/IoT utilizan tarjetas SIM adaptadas al mundo industrial. Estas tarjetas pueden ser tarjetas soldables en un componente hardware como una placa por ejemplo o SIMs resistentes a altas temperaturas para entornos agresivos de utilización.

Configuración de la SIM

Una línea M2M/IoT tiene todo capado, al contrario de una línea normal. En un línea M2M/IoT, en principio, solo se permite el tráfico de datos. Se tienen que levantar de manera explicita las restricciones sobre el tráfico SMS y de voz para su uso. Se evita de esta manera el uso fraudulento de tarjetas.

Precio y tráfico

Una tarjeta M2M/IoT suele tener un coste mientras que el precio de una SIM normal está incluido en la mensualidad de la línea (nadie compra una tarjeta SIM en una tienda). Al cursar poco tráfico una línea M2M/IoT tiene también una mensualidad mucho más reducida que una línea normal (puede rondar 1 o 2 $/€ al mes)

Activación de la SIM

Una línea M2M/IoT no se activa en el momento de su adquisición. Suele entrar en una proceso de fabricación, almacenamiento y distribución que conduce a su utilización posterior al cabo de los meses. En general una línea M2M/IoT empieza a facturar en el momento de su primer uso cuando se cursa el primer paquete GPRS de datos. Una SIM normal empieza a facturar en cuando uno ha cruzado la tienda dónde la compra.

Plataforma de gestión para la SIM M2M

La principal diferencia entre una SIM normal y una SIM M2M/IoT reside en que las líneas M2M/IoT se gestionan a través de una plataforma mientras que las SIM normales no tienen esta posibilidad. Las SIM M2M/IoT se activan/desactivan según las necesidades del negocio (no hace falta llamar al operador; se accede a la plataforma de gestión). Estas plataformas ofrecen también otras funciones como por ejemplo el diagnostico remoto, el control de consumo y la puesta en marcha de alarmas para ciertos comportamientos de las tarjetas SIM (consumo excesivo por ejemplo).

Un buen ejemplo de plataforma de gestión es la que nos ofrece Cisco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*